Recientemente se ha publicado el último videoclip de Ariana Grande con el nombre 7 rings. ¿Que tiene de especial este videoclip? Pues que es una ferviente muestra de como la industria musical educa, o mejor dicho, maleduca a los niños y adolescentes.

A continuación muestro la canción con la letra en castellano.

Como se puede leer o escuchar, el estribillo de la canción repite una sonante premisa la cual quedará como una impronta en las mentes aún no formadas de esas personitas que toman como ídolos a las estrellas musicales actuales.

El estribillo es el siguiente:

“Lo quiero, lo tengo”

Este estribillo se repite hasta la saciedad pero no solo el estribillo de esta canción es lo flagrante, sino que la letra dice algunas perlas como:

“¿Te gusta mi pelo?, gracias, lo acabo de comprar”

Si la letra es bastante mal ejemplo para cualquier personas menor de 18 años (y para los mayores también) la estética del videoclip y la puesta en escena no lo es menos.

Aquí dejo el videoclip oficial para que juzguen por ustedes mismos.

Y es que el adoctrinamiento a los más jóvenes mediante el consumo de material audiovisual no es para nada algo nuevo.

Este tipo de manipulación es tan practicada que incluso uno de los muchos títeres puestos en escena para adoctrinarnos, en este caso una superstar con mucha fama, nos advertía de ello en una de sus canciones y videoclips, diciendo explícitamente:

“Vivimos en una burbuja tan confortable que no podemos ver los problemas”

A continuación pongo la canción “Chained To The Rhythm” que por su traducción sería “Encadenados al ritmo” de la artista Katy Perry.

Si te gustó puedes compartir