¿Qué son las Asociaciones Militares?

publicado en: Sociedad | 0

Es posible que alguna vez hayas oído hablar de asociaciones militares en los medios de comunicación o a través de algún familiar o conocido que es militar.

La irremediable comparación se hace con los sindicatos de los trabajadores pero entre estos y las asociaciones existen unas diferencias claras que son acorde a la limitación de derechos que tienen impuestos los militares.

Y es que, incluso la definición que hace la Real Academia Española de sindicato, da lugar a confusión si queremos discernir diferencias entre ambas: 

 “Asociación de trabajadores para la defensa y promoción de sus intereses”.

 

Principales Diferencias 

Las principales diferencias entre una Asociación Militar y un Sindicato están basadas en la ya nombrada limitación de derechos de los militares y son estas:

 

  • Libertad de sindicación (art. 28.1 Constitución Española, a partir de ahora CE)

 Nuestra carta magna contempla la limitación de la siguiente forma:

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA

La ley podrá limitar o exceptuar el ejercicio de este derecho a las Fuerzas o Institutos armados o a los demás Cuerpos sometidos a disciplina militar

  • Derecho a la huelga (art. 28.2 CE)

La ley podrá limitar o exceptuar el ejercicio de este derecho a las Fuerzas o Institutos armados o a los demás Cuerpos sometidos a disciplina militar

  • Derecho de petición (art. 29 CE)

Los miembros de las Fuerzas o Institutos armados o de los Cuerpos sometidos a disciplina militar podrán ejercer este derecho sólo individualmente y con arreglo a lo dispuesto en su legislación específica.

Estas 3 diferencias puede decirse que son las principales pero existen más como no poder poner conflictos colectivos, realizar convenios, denunciar convenios para negociar otro, no están contemplados los derechos para portavoces de Secciones Sindicales, la duración del mandato de quienes formen parte de los órganos de representación no está limitada en el caso de las Asociaciones Militares… etc. 

Las asociaciones militares están reguladas por la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociaciones, mientras que los sindicatos lo están por la Ley Orgánica 11/1985, de 2 de agosto, de Libertad Sindical .

 

Principales Asociaciones en España

La Guardia Civil y las Fuerzas Armadas son los dos instutos armados que tienen este tipo de asociaciones. 

De la primera la asociación más conocida y con más relevancia es AUGC (Asociación Unificada de Guardias Civiles), mientras que de las Fuerzas Armadas es AUME (Asociación Unificada de Militares Españoles). 

AUME nació en el año 2005 como una Asociación para militares de todos los empleos, escalas y ejércitos. Los principios fundadores de esta son el tratamiento de los militares como ciudadanos de uniforme, desde la igualdad como profesionales, desde la dimensión de ciudadanos. 

El Secretario de Organización es Jorge Bravo Álvarez y el Secretario General José Ignacio Unibaso Pérez. 

Jorge Bravo ha estado en el Centro Disciplinario Militar de Alcalá de Henares privado de su libertad por declaraciones públicas sobre las actuaciones del Ministerio de Defensa.

Un poco de historia de la Asociación puede verse en el siguiente vídeo. 

 

Actualidad del asociacionismo militar

La reciente “desactivación” del Observatorio de la vida militar, órgano situado en las Cortes Generales que velaba por los intereses de los militares, al no relevar el mandato sus miembros (ni nombrar a otros) tras cumplir los 5 años estipulados porque no está establecido que sus miembros permanezcan en funciones mientras se eligen sus sustitutos.

Así mismo, parece ser que desde el Ministerio de Defensa se ha impulsado la creación de una nueva Asociación, APROFAS (Asociación Profesional de Oficiales de Carrera de las Fuerzas Armadas). Los principios y manifestaciones realizadas por los miembros de esta Asociación no van en sintonía con el resto de asociaciones sino que, por contra, todo indica que la han creado para contrarrestar las peticiones de las demás asociaciones. 

Estos hechos demuestran un futuro difícil para la lucha de los militares que creen que deben ser tratados como ciudadanos de uniforme. 

 

Si te gustó puedes compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *