reflexión pensamientos naturaleza

Ya no te quiero

Yo si te quería,
quizás no al principio,
ni como debería.
Pero te quería.

No para mí.
Yo ya lo sabía.
Tampoco para otra.
Pero te quería.

Siempre al acabar la noche,
también al comenzar el día,
aunque tú no te enterabas.
Pero te quería.

nubes atardecer amanecer

Me engañaba, lo sé.
Yo te mentía.
Con reproches, con halagos.
Pero te quería.

No llegaste a conocerme.
A ti solo te intuía.
Entre sombras, entre besos.
Pero te quería.

Te quería por quien eras,
por tu derroche de alegría,
por pensar siempre en ti mismo,
por tu alma en armonía.

Amanecer atardecer rojizo sol rojo

La página está pasada
Pero no me parece justo
que sigan pasando años,
que siga girando el mundo,
sin decirte que te quise
siempre que estuvimos juntos.

También se me olvidaba
aquellas muchas veces
en las que tú no estabas.

Pero hoy sé que te quise,
como entonces sabía querer.
Desde lejos, ciertos días
y ciertas noches también.

Hasta el día que, por fin,
logré amar de verdad.
Cambié nuestro otoño
por un verano más.

No me enamoré de otro,
descubrí lo que valía,
y no bailé más tu agua.
Tuve tu osadía
y me antepuse a las ganas
de hacer lo que sentía.

horizonte amanecer atardecer

Dejé de quererte
ese mismo día
en que me soñabas.
Sí, justo ese día.

Y te escribo esto
desde la lejanía
de dos almas extrañas.
Pero te debía
decirte una sola vez
que yo si te quería,
y que el amor se fue.
Se fue donde debía…

Autora: Saray Jiménez Pulido

(Todos los derechos reservados)

Si te gustó puedes compartir

Previous

La playa de mi vida

Next

Ella

1 Comment

  1. Emocionalmente melódico. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compártelo en las redes